Saltar al contenido

Relación entre conejos y gatos

¿Cómo es la relación entre conejos y gatos? La convivencia entre estas dos mascotas puede parecer muy difícil si no imposible, pero nada más lejos de la realidad, ya que el conejo y el gato pueden llegar a ser grandes amigos, siempre que los primeros pasos en la convivencia se hagan correctamente.

Relación entre conejos y gatos
Foto de Helena Lopes en Pexels

Conejos y Gatos y juntos: ¿es posible?

La clave está en presentarlos de manera correcta. No necesariamente deben ser recién nacidos para que se lleven bien, pero cuanto más jóvenes sean más fácil será la aceptación.

Cuando ambos son cachorros, el instinto de caza no está tan desarrollado y es más fácil que se vean como compañeros. Además, los gatos tienden a atacar a cualquier animal más pequeño y evitar a los que son más grandes.

Conejos y gatos pueden ser los mejores compañeros, a pesar de que el gato instintivamente querrá cazar al conejo. ¿Quieres saber como?

Socialización entre conejos y gatos

Lo primero que debemos saber es que el conejo es el más vulnerable en esa socialización y nuestra prioridad debe ser su seguridad. Ya sea el gato el primero en la casa o el visitante, ambos deben estar cómodos y haberse adaptado ya al nuevo espacio antes de conocerse.

Para evitar que la vida del conejo corra riesgo, es mejor presentárselo al gato desde una jaula, de esta manera el gato podrá explorarlo sin hacerle daño. 

Nunca debes dejarlos solos, ya que cualquier descuido puede darte un buen susto.

Si el conejo llega después…

Los conejos tienen una gran sensibilidad frente a los cambios y se estresan con gran facilidad. Esto quiere decir que no le podemos presentar al gato de buenas a primeras. Es necesario que primero el conejo se acostumbre a su jaula y a la habitación donde va a estar y posteriormente a la casa.

Una vez se haya acostumbrado a su entorno es el momento de presentar al gato.

Debes tener paciencia ya que este periodo puede durar desde días hasta semanas, en estos casos conviene iniciar el contacto desde la jaula, y lo más recomendable es que el contacto se de de manera progresiva. Recuerda no dejarlos solos. Si el gato intenta atacar al conejo, rocíalo con un spray de agua, de manera rápida, así el gato asociará el agua a su comportamiento con el conejo.

Si el gato llega después …

Este proceso también debe ser de forma progresiva. Primero dejarás ver a tu gato y conejo unos minutos al día a través de una jaula y poco a poco los irás acercando. Si el conejo ya ha estado en casa y es mayor que el gato que recién llega, también puede ocurrir que el conejo intente atacar al felino.

¿Cómo convivir con conejos y gatos en la misma casa?

Debes ser igual de cariñoso con los dos. La clave está en atenderlos al mismo tiempo. Si le das golosinas al gato, también hazlo con el conejo…

Para los gatos el olor es tan importante, si mezclas los olores de ambos al acariciarlos a la par, podrás lograr que el gato sienta al conejo como a alguien de «su familia».

¿Cómo evitar que el gato ataque al conejo?

Una vez superado el proceso de socialización y aceptación, el riesgo de que el gato intente cazar al conejo es muy bajo. Sin embargo, no está de más tomar precauciones. Siempre que salgas de casa, deja al conejo y al gato en habitaciones diferentes y recuerda nunca los dejes completamente solos aunque creas que se llevan de maravilla.

¿Qué hacer si mi gato ataca a mi conejo? 

  • Revisa que ambos lados de la nariz, sin hinchazón ni heridas
  • Cerciórate de que no tenga dientes rotos ni le sangren las encías
  • Llama al veterinario lo más rápido que puedas
  • Verifica que no esté sangrando
  • Observa si respira más rápido de lo normal
  • Limítate a limpiar las heridas superficiales con agua y un jabón antiséptico.
  • En el caso de que debas contener una hemorragia, aplica presión con una toalla limpia y llévalo rápido al veterinario.
  • No intentes entablillar un hueso roto
  • Mantén al conejo lo más cómodo y seguro
  • Si a pesar de no tener heridas visibles, hinchazón, sangrado o huesos rotos, notas a tu conejo raro, con los ojos entreabiertos por ejemplo, consulta con tu veterinario a lo antes posible.

Debes tener siempre un botiquín de primeros auxilios para conejos preparado.